sábado, 27 de diciembre de 2008

Domingo de la Sagrada Familia (B)

En el día de hoy no voy a colgar una homilía nueva, puesto que voy a ir a celebrar la Misa en una parroquia rural de Asturias y predicaré la que hice el año pasado por estas fechas. La tengo "colgada en el blog" en diciembre de 2007.

5 comentarios:

pepitina dijo...

Queridos amigos: Hoy no quería quedarme sin homilía, así que retrocedí a la de la Sagrada Familia del 2007. Los valores familiares sobre los que trata, me han vuelto a hacer mucho bien. También los comentarios.Esta noche estoy de canguro de los nietos, pero no quería dejar de recordaros "por escrito" y aquí me teneis. El año nuevo es momento de agradecer tanto..
GRACIAS, por la amistad y la fe compartida a través de este querido Blog. Gracias a todos.Gracias Padre Andrés.
Os deseo un Feliz Año 2009 llenos de la Paz de Dios y de Su bendición.
Con mi cariño a todos, Pepitina

Fernando del Busto dijo...

Don Andrés, oraremos para que realice sus viajes por Asturias sin problemas y que el Señor le ayude en esa visita.

Chony dijo...

Dia de la Sagrada familia. Siempre fué un día my importante, pero creo
que hoy cobra un gran relieve, ya que la familia, el lugar mas hermoso y seguro donde puede crecer el ser humano; donde se siente arropado, querido por lo que eres; está terriblemente atacado, se la quiere destrtuir; y así al destruir el nucleo de la sociedad, los jóvenes
desorientados son mas manejables, y se les puede llevar a donde
quieran los poderosos. No se dan cuenta de que esto es una auténtica
tragedia a todos los niveles.
Sentí gran alegría al ver la cantidad de familias que se concentraron en Colón, ver tantos niños y matrimonios jóvenes que saben lo que quieren, y valoran la importancia de este sacramento; así como la gran tarea que tienen por delante, de saber formar a sus hijos, y prepararlos para vivir en un mundo hostil. Leí de nuevo tu homilía, Andrés, y me pareció mas preciosa si cabe, y necesaria para ayudar especialmente a quienes tienen hijos pequeños, porque estamos todos de acuerdo (creo yo) que la educación y formación debe comenzar, me atrevería a decir que antes de que nazca la nueva criatura.
Yo hoy también recuerdo que es la fecha en que se celebra, los Santos
Inocentes. Aquellos pequeños que perdieron su vida a manos de Herodes, y a cambio de la de Jesús.
Este Herodes existe aún hoy en día, y siguen muriendo miles de
pequeños inocentes, que carecen de todo tipo de defensa, que no se les
da, la mas minima posibilidad de nacer. A los gobiernos se les llena la boca pregonando sin cesar su lucha contra el terrorismo, y los medios que emplean para erradicarlo, y me parece muy bién, esto debe de desaparecer. Pero yo me pregunto, ¿Como pueden alardear tanto, de ese trabajo, cuando estan dando carta blanca para un terrorismo mucho peor? porque para mi todo aquel que practica un aborto, es un terrorista y un cobarde; porque agrede a seres que
no tienen ninguna posibilidad de plantarles cara, ni de defenderse.
¿Como es posible que unos "señores" que han tenido el don de poder estudiar una carrera , preciosa, ya que su misión es cuidar de la vida, y curar enfermedades, resulta que utilizan sus conocimientos para destruir, y triturar esa vida. Porque no solo destruyen al pequeño, lo hacen también con la madre, que queda marcada para el resto de su existencia; se aprovechan del momento dificil por el que puedan estar pasando, y en lugar de ofrecerle soluciones que hagan viable el que su hijo
nazca, rapidamente se las convence para deshacerse "del problema".
Yo hoy no puedo por menos de pensar en todos esos pequeños, que sin duda también estarán en el cielo, pués nigún pecado cometieron; ya que los hombres no les dejaron nacer, el Padre les habrá preparado un lugar privilegiado en su reino. No obtante, yo no puedo sentirme tranquila sabiendo que esto está
pasando, y me rompo la cabeza pensando en que se puede hacer para
parar esta masacre. Yo desde aquí les pido a las familias, que si por "desgracia" en su hogar alguna muchacha se encontrara en una situación "embarazosa" por favor, no las rechacen, El Señor no lo hace; que se sientan acogidas y arropadas, para que puedan alumbrar a ese hijo/a.
Andrés, hoy mi comentario es a favor de la vida, y aprovecho la
oportunidad que me proporciona tu bloc.
¡¡¡Que dejen nacer a los niños!!! y que se acabe con las clinicas abortistas.
He tenido una santa y feliz Navidad, porque en lo mas profundo de mi ser, habitaba la alegria que solo el Señor proporciona.
Hermanos, os deseo un nuevo año, donde abunde la paz, la alegría y el santo amor por el evangelio, y el celo por darlo a conocer.
Mi agradecimiento mas sincero para ti, Andrés.
BENDITO SEA DIOS
Chony

David rico dijo...

Muy buenas Don Andrés, con su permiso y ya que este domingo he sido testigo directo del acto de las familias en Madrid, me gustaría decir que ha sido un acto maravilloso.
Si me lo permiten, les contare el fin de semana vivido por uno de los asturianos llegados a Madrid. El sábado aprovechamos la presencia de nuestro ilustrísimo Obispo para rezar las vísperas gozando de su presencia, seriamos en torno a 400. Posteriormente nos alojamos en la casa espiritual de "Emaus" en Pozuelo, recibiendo un trato extraordinario por parte de toda la congregación.
El domingo fue apoteósico, nos desplazamos a Madrid, a la plaza de Colon, nunca había visto tanta gente reunida, fue fantástico poder escuchar rezar a todo el mundo al unísono. La homilía del cardenal Rouco ha sido para quitarse el sombrero.
No quería despedirme sin confesar que este fin de semana he pecado, he sentido envidia de todas estas familias cristianas, de ver lo maravillosas que son, y que yo, por diversos motivos no puedo tener, pero espero que con la ayuda de Dios algún día pueda pertenecer a este grupo fantástico de… FAMILIAS CRISTIANAS.
Me gustaría antes de despedirme Felicitarles a todos el nuevo año, y a usted padre darle las gracias por todas sus homilías de este año porque me han ayudado enormemente.

Andrés Pérez Díaz dijo...

David, cuánto me ha alegrado lo que nos cuentas de Madrid y de tu experiencia. Gracias por tu testimonio, que nos alegra a todos y nos informa de lo que pasó allí. Si Dios quiere, un día tendrás tú tu propia familia cristiana, como don y regalo de Dios. Tú ya estás poniendo las bases para ello. Un abrazo