viernes, 11 de septiembre de 2015

Homilías semanales EN AUDIO: semana XXIII del Tiempo Ordinario











2 comentarios:

Milagros dijo...

Desde ayer voy dandole vueltas a la frase Dios es mi salvador y mi esperanza y si echo ls vista a atras me doy cuenta de que esto se hs hecho realidad en mi vida . Siempre crei en Dios.pero antes era para mi el Dios del castigo .el Dios del temor.todo se hacia con miedo al castigo,pero ahora he descubierto,mejor dicho,me ha ayudafo vd,a descubrir alDios que salva,al que perdona,al que esta siempre a nuestro lado y nos espera cada dia para tener un contacto fisico co El en ls comunion,y con esta experiencia la esperanza se agranda y se fortalece. Hay una frase en el libro del eclesiastico que a mi me llega muy adentro."pegate a el y no te separes para que seas exaltado en tu final".Gracias una vez mas Andres por ser nuestro guia.

Anónimo dijo...

Esta semana, una amiga no creyente, por pincharme un poco, me dijo que ella no creía en la existencia del Espíritu Santo porque no lo podía ver. Le contesté rápidamente que debería verlo dentro de mí, y que si no era así, sería que yo no lo estaba haciendo bien como cristiana. La dejé completamente cortada.
Para que los demás puedan ver al Espíritu Santo dentro de mí tengo que vestirme de cristiana: con misericordia, bondad, humildad, dulzura, comprensión, perdón, y sobre todo con amor.
Lo que más me cuesta es el perdón. Pero seguiré esforzándome, para que la próxima vez, o la siguiente, alguien pueda ver en mi vida o en mis obras, que la palabra de Cristo habita en mí. Porque para éso fui elegida, llamada a ser santa, y amada por Dios.