lunes, 5 de enero de 2009

Epifanía (B)

6-1-2009 EPIFANIA DEL SEÑOR (B)
Is. 60, 1-6; Sal. 71; Ef. 3, 2-3a.5-6; Mt. 2, 1-12
Homilía de audio en MP3
Homilía de audio en WAV
Queridos hermanos:
Celebramos hoy la festividad de la Epifanía (que significa “manifestación”) o popularmente conocida como la fiesta de los Reyes Magos.
Sabéis que siempre se dice que los Magos de Oriente eran 3: Melchor, Gaspar y Baltasar. Según nos cuenta el evangelio de S. Mateo, estos Magos en sus países de origen habían visto salir una extraña estrella que anunciaba la aparición de un niño que sería el Rey de los judíos y, además, estaba llamado a cumplir una misión entre los hombres. Estos Magos se pusieron en caminos desde sus lugares de residencia para conocer a este niño. Fueron guiados por la estrella hasta donde estaba el niño con sus padres. Allí lo adoraron, le ofrecieron oro, incienso y mirra, y se volvieron a sus países. Seguramente ya nunca más volvieron a ver sobre la tierra a este niño.
Pues bien, yo hoy quisiera hablaros del cuarto Rey Mago: Akín. De éste no se dice nada en el evangelio, porque él no se acercó a adorar al niño. Akín en su país también vio la estrella y le llamó mucho la atención. Aquella estrella le hizo arder su corazón, le dio ilusión y esperanza. Sin oír palabras, aquella estrella parecía que le hablaba de parte de Dios y era como la señal de algo más grande que estaba a punto de aparecer. Akín veía que la estrella no se estaba quieta, sino que caminaba en una determinada dirección y era como si le animase a seguirla. Pero… seguirla significaba dejar la tranquilidad y el sosiego de su casa; significaba hacer unos gastos de desplazamiento; significaba exponerse al peligro del camino; significaba el que tal vez fuera simplemente una imaginación suya el que aquella estrella lo invitase a seguirla y que su trayectoria no llevase a ningún sitio. Akín era vecino de Melchor y supo que éste también había visto la estrella y que se estaba preparando para seguirla. Finalmente, Akín decidió quedarse en casa, pues era lo más prudente. Melchor se marchó y cuando, al cabo de una temporada regresó, fue hasta Akín y le contó todo lo que le había pasado: como se había ido encontrado con otros dos personajes (Gaspar y Baltasar), como pasaron sed y hambre, como habían muerto algunos de sus sirvientes durante el camino a causa de las enfermedades, como estuvieron en peligro por Herodes y como un sueño les había salvado, pero lo más maravilloso –le decía Melchor- fue cuando en un establo de animales habían encontrado, gracias a la estrella, a un niño con sus padres y allí le habían adorado y ofrecido sus regalos. Enseguida tuvieron que marcharse y retornar a sus países. Akín se quedó estupefacto: todo ese viaje, todos esos peligros, toda esa estrella “maravillosa” para ver simplemente un niño recién nacido con sus padres en un establo. Para eso no hacía falta tanta molestia. Akín podía ver cuando quisiera a los niños recién nacidos de sus criadas y sin falta de salir de sus posesiones ni de gastar dinero, ni de pasar por peligros. Akín no se rió delante de las barbas de Melchor por prudencia y respeto, pero pensó que qué bien había hecho no moviéndose de casa por una simple corazonada y por una estrella un tanto extraña que había aparecido una vez en el firmamento.
¿Os ha gustado el cuento? Pues entonces vamos a sacarle la moraleja, pues ya sabéis que todos los cuentos tienen su moraleja. Este cuarto Rey Mago es la figura de muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo. Akín es figura de las personas que no creen en Dios o viven de espaldas a Dios. El sábado 3 de enero leí la siguiente noticia en Internet: “Dos autobuses de Barcelona lucirán desde el próximo lunes, 5 de enero, y durante dos semanas, una inscripción publicitaria ateísta, que dice así: ‘Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida’. Esta iniciativa ha sido realizada por la Unión de Ateos y Librepensadores. Ante la llegada a Barcelona de esta campaña ateísta, que ya se ha llevado a cabo en Londres, el arzobispado de Barcelona ha emitido un comunicado en el que subraya que para los creyentes en Dios ‘la fe en la existencia de Dios no es motivo de preocupación, ni es tampoco un obstáculo para gozar honestamente de la vida, sino que es un sólido fundamento para vivir la vida con una actitud de solidaridad, de paz y un sentido de trascendencia.’” Akín es figura de los creyentes no practicantes, los cuales en ocasiones sienten en su corazón algo de fuego divino, de llamada de Dios a una mayor entrega..., pero la comodidad, la “prudencia humana”, el egoísmo les lleva a no iniciar ningún movimiento y buscar más profundamente en su vida. Akín es también figura de tantos creyentes practicantes que vegetan con su fe: total para qué exponerse a más peligros, burlas, si al final la recompensa es simplemente algo que no es tangible, que no se ve, que no se oye. Y a lo mejor es sólo un autoengaño que nos hacemos a nosotros mismos.
Sigamos con el cuento: Han pasado los años; la vejez y la muerte han alcanzado a Melchor, a Gaspar, a Baltasar (los buscadores de Dios) y también a Akín. Ahora, tras su muerte, se han encontrado con ese niño que anunciaba la estrella. Melchor, Gaspar y Baltasar vieron que mereció la pena vivir en la pura fe: oscura, pero cierta. Ellos vieron la estrella unos pocos días de su vida, vieron un niño durante unas horas y de eso vivieron en su fe el resto de sus vidas. Para ellos mereció la pena. Pero ¿qué dirá Akín ahora de su prudencia?
Nosotros podemos aún ver la estrella del niño Jesús y ser, como los 3 Magos, buscadores de Dios. Ellos nos dicen que mereció la pena.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena la historia de Akín.
¡Qué relación grande con el mundo de hoy!
Gracias, Andrés, y ¡que sigamos buscando la estrella!
Saludos.

Anónimo dijo...

Estimado D. Andrés y demás hermanos:

Ahora nos vienen con estas chirigotas. "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida". Que supina ignorancia y que pérdida de tiempo y dinero, pagar campañas para algo que según ellos probablemente no existe ¿Porque no tienen la valentía de negar abiertamente la existencia de Dios? Nos vienen con mentiras de forma ladina y manipuladora.

Son los mismos que nos cuentan que estamos aquí como consecuencia de una "explosión cósmica" ¿Pero quien creó el detonador y el detonante? Por una explosión salió el hombre de la nada, que rocambolesca casualidad. El hombre, maravilla de la ingeniería de la vida y el entendimiento, escapa a la posibilidad de un accidente fortuito y se hace tan solo posible a la Divina Providencia de Dios.

La vida que nos proponen con este lema es la vida gris y oscura, sin esperanza y tediosa, apartados de Dios, por aquel que desea que nadie se salve.

¡DIOS EXISTE! 2.000 años de una institución, son muchos años para llegar a pensar que la Iglesia es una invención del hombre.

"Y las puertas del Infierno no prevalecerán sobre ella" (San Mateo 16,18)

¡Bendito sea Dios y su Santísimo Hijo Nº Señor!

Un abrazo para todos.

La estrella aún sigue brillando 2.000 años después, solo los ciegos de corazón no la pueden ver.

Chony dijo...

Quiero comenzar dando gracias a Dios; y también a ti Andrés, porque cada día con tus palabras nos animas y empujas a encontrarnos con nuestro Señor.
Tras escuchar esta homilía yo tenía muy claro con quién me identifico; sí hermanos es como pensais, mi posición es la de Akin; ¡Cuantas veces veo la Luz que me invita a seguirle, a acudir a su encuentro! y cuantas veces hago lo que este personaje, doy mil vueltas en mi mente para encontrar un motivo que justifique el hacer lo que a mi cuerpo le apetece. Darle plantón al Señor, quedarme aburguesada y tranquilamente en mi casa, porque otra cosa me supone un esfuerzo.
Cuando terminó la eucaristía, pasé un rato en la capilla del Santísimo, y reflexionando sobre esto, sentí tristeza de ser tan miserable con quién todo me lo dá; pedía perdón a Jesús por mi ingratitud, y de pronto fuí consciente de que unas lágrimas rodaban por mis mejillas; ¡Que gran regalo eran aquellas lágrimas!, pués yo vi en ellas un dulce beso de mi Dios, que me decía: Yo te quiero como eres. ¡Que gran consuelo! y que presente tan hermoso para este dia de Reyes. Aunque el llanto surgió con mas emoción, yo sentía una profunda alegria y agradecimiento.
Alguien me había preguntado al llegar, si me habían dejado muchas cosas los magos, aún no han pasado por mi casa, respondí, porque mi familia había quedado en hacerlo por la tarde. ¡¡¡Que mas reyes necesitaba yo!!! aquel encuentro con El Señor era todo lo que necesitaba, ¡que necesidad tenía yo de mas regalos! ninguno igualaría a este.
Al llegar a casa dispuse los paquetes para mis hijos y mis nietos; mientras esperaba a que llegasen, yo recordaba el episodio de la mañana y me sentía feliz, completamente feliz. Hablaba con mi Dios, y le daba gracias una y otra vez, también `por tener sobre la mesa, regalos para mis seres queridos.
Otra cosa mas para bendecir al Señor, es el observar la uniòn que hay entre mis hijos; están muy unidos, y siempre tratan de ayudarse unos a otros; también se ponen de acuerdo para coincidir en mi casa, entre todos se esfuerzan en buscar lo que según su criterio, pueda hacer, mas ilusión, al resto y también a mi.
Mi gran ilusión, es verlos siempre así unidos, preocupados los unos por los otros, y todos por mi. ¡¡Como no dar gracias a Dios!!
Estto es
una bendición. ¡Así que a lo mejor Dios no existe!; Que torpes son, no saben lo que se pierden, porque claro está no se molestan en conocerlo
. Lo siento por ellos pero Dios EXISTE, ¡Que me lo digan a mi! pués anda que no tengo yo pruebas de su cercania.
Yo tengo mas delito que Akin, Porque por gracia de Dios, en ocasiones sí he seguido la Luz, y me he encontrado con ese Niño; mas en otros momentos me hago la remolona.
Yo admiro la fé de estos magos, que tras largo camino, lo que se encuentran es una cuadra maloliente, sin duda con excrementos de los animales, y en su interior, un matrimonio humilde, pobre, y un pequeño acostado sobre unas pajas; la verdad la estampa no es como para pensar que allí está el mismo Dios. No sienten repugnancia, se arrodillan en un suelo que podemos imaginar como estaría, y ofrecen sus presentes a aquel Niño, porque ellos si saben reconocer entre aquella miseria, Al Salvador, al hijo de Dios.
Lo ciero es que a mi por el contrario, me cuesta mucho reconocer en las miserias humanas, a JesuCristo. En los Drogadictos, los terroristas, los ladrones, los maltratadores, los abortistas, .y un largo etc. Y sin embargo se nos dice que ahí precisamente es donde esta Jesus mas presente; pués no vino para salvare a los sanos, sino a los enfermos.
¡¡¡Dios mio cuanto tengo que aprender de Ti!!!
Yo hoy les pido a los magos, que me den una FÉ profunda, arraigada, una tremenda humildad, y una confianza absoluta en Dios.
Hermanos un abrazo cariñoso y mi deseo de que seais tan felices como yo.
Andrés, ¿que decirte,? Gracias y que el Señor te dé el ciento por uno.Y que el Señor nos conceda caminar siempre tras su luz.
BENDITO SEA DIOS
Chony

David rico dijo...

Hola muy buenas, quería decir que el cuento ha sido maravilloso, no lo conocía y la verdad que me ha encantado porque me siento muy identificado con Akin.
Soy una persona que tengo muy poca experiencia en la fe...porque se podría decir que me he convertido hace poco...intento ser un buen cristiano aunque en muchas ocasiones no lo consigo. Hoy al comienzo de este año lo único que he pedido a los reyes es que me traigan fe y un poquito de comprensión. Estoy viviendo una crisis de fe un poquito acusada ya que desde mi conversión me siento un poco incomprendido por mi entorno cristiano, debido a algunos errores de mi pasado, gracias a Dios la persona a la que mas quiero nunca me ha dado la espalda. He sufrido bastante en mi vida y ahora a día de hoy ese pasado vuelve a mi para volver a torturarme…y yo me pregunto …será Dios que no me quiere a su lado y manda emisarios para ello??. Nunca he sido creyente, y ahora no se si es que no puedo o no quieren que lo sea, Padre aunque parezca mentira en ocasiones me siento repudiado por mis errores…por haber cometido un grave error en el pasado no tengo derecho a ser feliz nunca más??.
Os pediría por favor a todos que si os sobra un segundito de vuestro valiosisimo tiempo recéis por mi para que no pierda la fe, para que vuelva a recobrar esa ilusión que tenia por ser cristiano, para que aquella gente que me aparta se de cuenta de que tengo un corazoncito.
Perdonar si he utilizado esta herramienta para desahogar mis sentimientos…pero este blog me ayuda mucho y necesitaba compartirlo con vosotros.
Muchas gracias a todos y de nuevo perdón.

Anónimo dijo...

Querido David,
Yo no puedo aportarte mucha luz, pues ando bastante a oscuras, pero te aseguro que ANDO y si hace falta correr también corro.

¿Qué quiero decirte?, que si no tuvieras dudas no tendría gracia.

Mira David, por mi trabajo, he tenido que oir el testimonio de pesonas que convivieron con futuros santos, es decir, que están todavía en proceso de beatificación y te aseguro que nadie dice que tal o cual era un santo, sino todo lo contrario, todos manifiestan que eran personas normales, con sus luchas internas y sus chinitas en el zapato.
Así que ánimo y ya verás como el Niño que acaba de nacer te ayudará con un guiño a encontrar la Estrella.
Un abrazo muy fuerte.

Anónimo dijo...

Todos los hermanos del blog, están llenos de argumentos convincentes, yo me uno a todos y cada uno de ellos, y además añado que Akin, era necesario en la historia de D. Andrés. Akin, pienso que es el contrapunto obligado para mejorar en la vida, si no veo el reflejo del mal, puedo correr el riesgo de hacerme cómodo y no "percibir" con claridad en qué lugar me encuentro. Akin es necesario hasta para Dios, este personaje imaginado por D. Andrés, nos pone a prueba, nos enfrenta con nuestra realidad, es el espejo de nuestra vida, a mí me ayuda a mejorar, porque el Akin que llevo dentro, puede tener la posibilidad del encuentro con el Señor, la Misericordia de Dios alcanza a todos los Akines del mundo, solo hay que seguir su estrella, o al menos sentarse a contemplarla, cada uno a su manera, pero con la mirada puesta en ella, sin perderla de vista, porque es la estrella que ilumina nuestra vida, a pesar de nuestras comodidades, nuestros pecados, nuestra necedad, o nuestro pasotismo.
Los Reyes Magos, tenían fe, y siguieron el camino que les trazó Dios, a Akin, le pasó lo mismo, pero con retraso, Dios seguro que salió a su encuentro de otra forma, como al hijo pródigo, la paciencia del Señor es también infinita, pero seguro que el Cielo está llenos de muchos Akines.

David, amigo, ¡ Animo ! Dios no puede machacar a nadie con los recuerdos, ¡ ten cuidado ! el demonio si, tú estás en el camino siguiendo esa estrella que te llevará al conocimiento de las maravillas que el Señor hace con sus fieles, no te dejes aturdir por el pasado, y si alguien lo hace por tí, perdónale su falta de caridad, pero mira siempre hacia adelante, porque la estela de esa estrella, te llevará a descubrir a ese Niño, hecho Hombre, que nació y murió por tí, por mí y por todos,para darnos la seguridad de que cualquiera que sea nuestro camino, si seguimos su luz, llegaremos a sentirlo caminando con nosotros, a nuestro paso, con un inmenso cariño de Padre, jamás como juez castigador.
Any que todo te haya salido muy bien y tu estancia en el hospital haya sido breve y eficaz.
Chony, me impresionan tus comentarios tan razonados, me alegra que disfrutes de tus Magos particulares, disfrazados de hijos y nietos, con calor de hogar y alegría. Es pecioso sentirse querido.
D. Andrés, para Vd. habría que inventarse un nuevo Rey Mago, el cuarto, ese que es capaz de regalar tanto de su tiempo,de su vida..., para que los que le oimos podamos sentirnos más tranquilos y confiados, para que podamos aprender tantas cosas sobre la vida, y sobre el Mensaje del Señor, para que retomemos valores olvidados, para que nos miremos en el espejo de nuestras obras, ese regalo no estaba ni en la mirra, ni en el oro ni en incienso, pero se llama GENEROSIDAD y Vd. la tiene a raudales, que el Señor bendiga su vida y la de todos los hermanos del blog. Les encomiendo a todos.
Un fuerte abrazo.

David rico dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras de ánimo, siempre me ayudan muchísimo.
Me duele que gente que no me conoce me juzgue por mis errores del pasado, se que seguramente no les llego a la suela de los zapatos como cristiano, hace muy poco que realmente lo soy, si que estaba bautizado, había hecho la comunión pero nunca creí en la iglesia. Gracias a Dios me han abierto los ojos y veo que todo lo que estoy viviendo ahora mismo es maravilloso. Estoy con vosotros que todos estos sentimientos que se muestran en mi son obra del demonio y os puedo asegurar que rezare y haré todo lo posible para vencerlos y seguir a nuestro Dios, el único Dios.
Tengo que dar gracias a Dios porque la gente que me conoce más profundamente, mi entorno cristiano más cercano, me apoya, me ayuda en la fe, están haciendo un trabajo de evangelización conmigo excelente y lo están consiguiendo.
De nuevo muchas gracias por vuestras palabras de ánimo que siempre me tocan el corazón.
Rezare para que está unión virtual que tenemos nunca se acabe y por supuesto por usted Padre que siempre esta ahí para ayudarnos.
La paz.

Chony dijo...

Amigo David, al leer tu testimonio sentí de verdad que estés pasando malos momentos, pero por favor , no te desanimes; esto forma parte del proceso de conversión. Hasta que te diste cuenta de que en tu vida comenzaba a brillar una luz, a la que decidiste seguir, el demonio te tenia seguro, y por tanto no te importunaba; pero ¡ay amigo! cuando ve que se le escapa la presa... hay que sembrar la duda, y poner todo tipo de obstáculos para que no se le vaya.
No te asusten los herrores pasados, si te sirve de algo, te diré que yo cometí serias infidelidades al Señor, y también he tenido momentos y dias de dudas, de ver como se me ponían delante mis pecados, y eso me desanimaba; mas no tiré la toalla, mas bién quise escuchar esa voz que me hablaba de amor, y seguí adelante, porque Dios Padre, no lleva en cuenta nuestros pecados, ni los tiene anotados( para frotarnoslos por las narices) Él lo único que ve, es tu deseo de cambiar de vida y seguirle a él.
David, ánimo, no desmayes, sigue adelante en el nuevo camino que has tomado, y recuerda lo que dice ese salmo tan hermoso (como todos) :EL SEÑOR ES MI LUZ Y MI SALVACION, ¡A QUIEN TEMERE? EL SEÑOR ES LA DEFENSA DE MI VIDA ¿QUIÉN ME HARÁ TEMBLAR? adelante hermano, reza, ponte ante Jesús nuestro Salvador, así, con tu corazón abierto de par en par; y Él será tu consuelo. También cuentas con mis oraciones, y que sepas que te entiendo muy bien.
Adelante, llegarás, El Señor está de tu parte. Un abrazo hermano. Chony

pepitina dijo...

Aunque tarde, debido a la gripe que me han dejado los Reyes, no quiero dejar de compartir esta preciosa homilía y lo que en mi ha suscitado.
No dudo de que el P. Andrés es uno de esos Buscadores de Dios, que hay por nuestro mundo y que siempre acaba y acabará encontrándolo...¿donde? creo que le busca en cada uno de nosotros su fieles hijos espirituales, y allí le encuentra, cuando nos Le muestra a nosotros presente, ya sea en la vejez, enfermedad, el gozo de un nacimiento ó en el mayor de los problemas.Deseo ser Buscadora de Dios, como los Reyes, como el P. Andrés...que le ha encontrado, le sigue encontrando en esa forma pura de vivir la Fe, que Dios le pide en cada momento de su vida.
Él es un buén maestro, y vamos aprendiendo todos. Estos dias de Navidad en que he reunido a todos los hijos, la llegada de los nietos, las risas, el desorden inevitable, el barullo, todo ello-mi familia a tope- trastocó mis horas de oración y tiempo personal para regalárselo a ellos. Es decir, mi oración la suplió la conversación con mi hijo Jaime, que madruga mucho para preparar dos biberones y llevarlos a la habitación y a partir de ahí..Buscaba la estrella sobre Carlota de 11 meses, sobre Alvaro con sus dos añitos, sobre Jaime, (mi hijo casado, con gran morriña de Asturias,) sobre las discusiones y preocupaciones que escuchaba entre mis hijos..Ser Buscadora de Dios, allí donde él Señor lo desea.
Vueltos a la normalidad trás los Reyes la estrella se ha parado en esta gripe que me hace descansar de unos dias agitados. Sigo siendo Su Buscadora. Sé que buscarLe, significa haberLe encontrado de cierta forma.
un abrazo para todos