viernes, 28 de noviembre de 2008

Domingo I de Adviento (B)

30-11-2008 1º DOMINGO ADVIENTO (B)
Is. 63, 16b-17; 64, 1.3b-8; Slm. 79; 1ª Co. 1, 3-9; Mc. 13, 33-37
Homilía de audio en MP3
Homilía de audio en WAV
Queridos hermanos:
- Hace unos 2.500 años en Israel se vivía una situación bastante dura y difícil en muchos aspectos, especialmente en el ámbito religioso. El profeta Isaías veía esta situación con sus propios ojos y, como él tenía una gran sensibilidad, lo sufría en carne propia. Este dolor lo dejó plasmado en sus escritos. En el trozo que hoy hemos leído se dice: “Nadie invocaba Tu nombre ni se esforzaba en aferrarse a Ti”. “Todos éramos impuros”. “Nuestra justicia era un paño manchado”. “Todos nos marchitábamos como follaje”. En esta misma línea se pronuncia el salmo 13, en el que se lee: “Dice el necio para sí: ‘¡Dios no existe!’ Todos están pervertidos y practican la maldad, no hay quien haga el bien. El Señor mira desde el cielo a los hombres para ver si queda alguien juicioso que busque a Dios. Pero todos se obstinan en su rebeldía, ninguno hace el bien”. Sí, el profeta, igual que el salmista, veía que la fe en Dios era abandonada: no creían ni los jóvenes, ni los viejos, ni los hombres, ni las mujeres. Pero Isaías sufría por tantas cosas. Veamos si la situación hoy día está algo mejor.
* También ahora se abandona la fe a marchas forzadas. Hay muchas solicitudes de apostasía en toda Europa, y no sólo en España, pero estas apostasías formales son únicamente la punta del iceberg de la gran apostasía práctica de tantos y tantos bautizados a lo largo y ancho de Asturias, de España, de Europa.
* En una sentencia judicial reciente, concretamente en Valladolid, se obliga a quitar los crucifijos de un colegio; el otro día leía en el periódico que un número de la Guardia Civil paró a una señora que circulaba en su coche hacia el Valle de los Caídos y le obligó a quitar el rosario que llevaba colgando alrededor del espejo retrovisor porque “eso” era algo provocador y podía originar altercados y desordenes públicos; también leía esta semana que dos números de la Guardia Civil de un cuartel en Córdoba presentaron una reclamación para que una imagen de la Virgen del Pilar que estaba a la entrada del cuartel fuera quitada, pues ofendía a su sensibilidad; el año pasado, por estas fechas, en varios centros escolares se obligó a suspender la celebración de las fiestas navideñas para no herir las sensibilidades de los niños, cuyos padres eran no creyentes.
* No se puede poner una placa en el Congreso de los Diputados a Sor Maravillas, una monja santa y católica. Si fuera una tenista, o una escritora, o una artista de la música o del teatro o del cine… entonces sí que se podría poner dicha placa.
* Se ensalza como un logro sanitario la vacuna contra el cáncer de útero en las adolescentes, cuando el otro día escuchaba cómo un médico decía que esta vacuna actúa exclusivamente contra dos virus que se contraen por tener frecuentes relaciones sexuales con varones distintos y que el mejor remedio contra estos dos virus no es la vacuna, sino que es evitar la promiscuidad, es decir, mantener relaciones sexuales con una única persona. Pero decir esto es políticamente incorrecto.
* En España y en Asturias se ponen problemas para las medicaciones de tantos enfermos crónicos; se dice a los médicos de cabecera que ahorren en las recetas lo que puedan, pues la Seguridad Social tiene que ahorrar (lo cual me parece muy bien y creo que nos medicamos demasiado), pero, por otra parte, se quiere financiar a cargo de esta misma Seguridad Social el cambio de sexo o la vacuna contra el cáncer de útero o la píldora poscoital, porque todo esto es moderno y progresista.
* Estamos en una época donde no se puede decir la verdad, sino que la verdad es la que se propugna desde la clase política dominante o desde determinados medios de comunicación.
* La crisis de valores, ya no sólo religiosos, sino simplemente humanos es impresionante. El vacío en los valores religiosos o espirituales, o dicho de otro modo, el buscar sólo las cosas materiales, el tener más que el ser… hace que la gente se encuentre y se sienta sin ilusión y vacía, y buscando siempre más y más sensaciones extremas. Parece que si no bebes alcohol, si no vas de vacaciones a Cancún, si no tienes dos casas, si no sales a comer o cenar los fines de semana, si no estrenas ropa frecuentemente, si no te realizas personalmente…, entonces eres un carca y un pasado de moda o de la Edad Media.
Ante todos los desastres que observaba el profeta Isaías en su tiempo, él clamaba al Señor y le pedía: “Vuélvete por amor a tus siervos […] ¡Ojalá rasgases el cielo y bajases, derritiendo los montes con tu presencia! […] Jamás oído oyó ni ojo vio un Dios, fuera de ti, que hiciera tanto por el que espera en El […] Señor, tú eres nuestro padre”. Ante todas estas situaciones también nosotros hemos de clamar al Señor y no dejarnos arrastrar por las modas y por lo que no construye a la persona, sino que la destruye por dentro.
Además de clamar al Señor, Jesús nos dice que hemos de vigilar y estar en vela para no dejarnos arrastrar por modas y pensamientos que no dan vida, sino que nos la quitan. Como medio, en este Adviento, para estar vigilantes y para clamar al Señor os propongo, como cada año, confeccionar un plan de Adviento.
- En efecto, al llegar este primer domingo de Adviento, os recuerdo la conveniencia de que todos realicemos y preparemos un plan de vida, que dure desde hoy, 30 de noviembre hasta el 24 de diciembre por la noche. Todos los cristianos somos o debemos ser como madres embarazadas de Cristo Jesús. Hemos de preparar los patucos, la cuna, biberones… para el Niño Jesús, que nacerá el 24 del mes que viene.
Los que tenéis experiencia de otros años ya sabéis las cosas que yo aconsejo para este tiempo: 1) intensificar la oración y los tiempos dedicados a ella, 2) más lectura espiritual, que pueden ser lecturas de las Misas o las cartas de San Pablo, pues estamos en el año paulino, 3) confesarnos antes del 24 de diciembre, 4) no comprar lotería, 5) no comer nada de dulces navideños antes del 24 de diciembre, 6) visitar a enfermos, ancianos, amigos que lo necesitan y agradecerán, 7) obras de caridad y de amor con nuestros familiares de casa o de fuera de casa, 8) luchar contra algún vicio o defecto más dominante en nosotros: tabaco, alcohol, comida, lengua, televisión, ordenador, gastos excesivos…, 9) más limosnas, 10) asistir a Misas por la semana, 11) reconciliarse con alguna persona, 12) ordenar cosas mías o de la casa, 13) darse en el trato con el cónyuge y los hijos, 14) y un largo etcétera.
Yo os doy simplemente ideas. Vosotros las concretaréis según vuestras fuerzas y circunstancias. Lo que sí es cierto, y de ello estoy totalmente seguro, es que, si hacemos un plan para el Adviento y procuramos adecuarnos a él, estas Navidades el Niño Jesús estará mucho más a gusto en la cuna de nuestro espíritu.

9 comentarios:

Any dijo...

LLego el momento de la espera .. diria mi abuela si estuviese aqui .... dejar las cosas frias de la vida y tomar verdadera conciencia de lo que vendra .. En el Adviento ella prpeparaba conmigo una corona con 4 velones ¡¡¡ y me enseño desde muy niña esto que quiero compartir con ustedes....de corazon .. quizas les paresca muy de niños .. pero yo a pesar de mis 53 años lo sigo haciendo ..
ADVIENTO

CUATRO VELAS ¡¡¡¡ PARA TI SEÑOR
Para que se aparte el manto sombrio de la oscuridad que a veces cubre nuestro mundo y nuestros corazones voy a prepara estas cuatro velas … para que con su luz nos permita verte ¡¡¡¡

La primer vela .. Sera la luz de mi sonrisa (30 de Nov)

Ofrecida a todos cada dia como un regalo para demostar mi felicidad de ser tu hija



La segunda vela ..( 7 de dic)

(sera la luz de mi plegaria ofrecida a ti Señor poruqe Tu me hablas al corazon



La tercera vela … sera la luz de mi perdon ( 14 de dic)

Concedido a todos cada dia y por todos mis errores ….

La cuarte vela sera la luz de mi amor(21 de dic)

Hacia todos poruqe Tu Señor eres amor .
Hace unos años yo agrgue esto que aqui les envio dia a dia lo que ofeesco al Señor .. espero les guste y quizas lo utilicen..con todo mi cariño ... de siempre

Todos los dias dedicare algo a Ti …. Para que sientas mi compromiso y mi amor …

Juntos preparamos la navidad con esperanza!!!!!!


1 PAZ: para el mundo

2 ILUSION: que nos acompañe siempre, como cuando éramos niños.

3 ALEGRIA: para compartir

4 AMOR: para dar

5 PERDON: para no tener rencor y agrandar el corazón

6 ESPERANZA: para vivir plenamente

7 CONSUELO: para el que sufre

8 AMISTAD: para el que está solo

9 ASOMBRO: por las pequeñas cosas

10 FE: para saber que nunca estarás solo

11 MILAGRO: ¡¡eso es la vida!!

12 COMPROMISO: para con los demás

13 COMPARTIR: para abrir nuestro corazón

14 FELICIDAD: para dar

15 LUZ: para iluminar el camino

16 SONRISA: para contagiar

17 EMOCIÖN: ante la vida

18 HUMILDAD: para reconocernos pequeñas criaturas

19 BENDICION: ¡¡todos las necesitamos!!

20 FUERZA: para superar los obstáculos

21 REENCUENTRO: con los seres que a veces dejamos en el olvido

22 ENTREGA: no solo para nuestra familia sino para todos los seres que nos necesiten

23 PIEDAD: para los que sufren


¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD, FELIZ RENACER!!!!

Si todos los hombres cumpliéramos con estas pequeñas cosas... todos los días seria navidad en nuestros corazones.

Anónimo dijo...

Estimado D. Andrés y demás hermanos:

Esta es la situación que nos ha tocado vivir, son tiempos de persecución de momento no sangrienta pero persecución.

Dicen que vivimos en un Estado aconfesional y esto es falso. Veo ventajas para otras confesiones religiosas en especial para los musulmanes, mientras que a nosotros los católicos nos ponen trabas y pisotean nuestros derechos.

Ha habido un hecho que he decidido cambiar en mi vida, por las mañanas cuando salgo a la calle para ir a trabajar me santiguaba en el anonimato, ahora lo hago al salir procurando que me vean.

Soy católico y no debo de esconderlo, sino dar ejemplo ya va siendo hora de empezar a defender activamente en lo que creemos.

Un abrazo para todos.

Anónimo dijo...

Siempre me ha dado la impresión de que los creyentes vamos por la vida como pidiendo perdón constantemente, agachando la cabeza.
Decimos: sí voy a misa pero bueno... es lo que me inculcaron en casa.... al fin y al cabo eso no hace daño... bien, pues se acabó: Voy a misa porque me sale del alma, creo en Dios por la misma razón, cumplo con los sacramentos por la primera razón y leo la Biblia por la misma primera razón.
Así que me propongo como uno de los puntos del plan de Adviento la de mostrar mi con naturalidad.
Ya está bien de parecer a maricomplejines.
Ah! y al que no le gueste, de verdad que lo siento por él porque se está empobreciendo como persona y como ser.
Un abrazo y a preparar la cuna para el Niño Jesús con mucho amor.

Violeta dijo...

Como bien dices Andrés, en tiempos antiguos y en los que nació Jesús, no eran mejores que los nuestros… eso nos da pie para leer los signos de los tiempos a la luz del Evangelio y aprender a discernir y a descubrir lo que el Señor nos quiere manifestar en los acontecimientos que van sucediendo a lo largo de nuestra vida, porque forman parte de nuestra historia personal y de la historia de la humanidad.
Considero el Adviento como el prólogo de un nuevo capítulo o parte del libro de mi vida y de la vida del mundo hacia Dios, de crecimiento y madurez cristiana, humano-espiritual y cósmica.
Es un tiempo fuerte, que debemos intentar vivir con intensidad, para reavivar nuestra fe, esperanza y amor, como base para hacer posible, en nuestra vida diaria la apertura del corazón, la preparación amorosa e ilusionada de nuestro interior para acoger la Palabra. Para hacerlo posible hemos de estar VIGILANTES, para no despistarnos con tanta facilidad (al menos yo), porque las señales de la presencia de Dios entre nosotros son muy extrañas, a veces increíbles: “un niños entre pajas, envuelto en pañales y recostado en un pesebre (Lc 2,12); un hambriento, sediento, emigrante, desnudo, enfermo, anciano, drogadicto, maltratado, incomprendido, preso…(Mt 25,35-40). Ellos también son sacramento viviente de Cristo entre nosotros.
Yo me pregunto: ¿Qué lugar ocupan en mi corazón y qué hago por ellos?.
Agradezco a todos los que participáis asiduamente en este Blog con vuestras comunicaciones, (tan enriquecedoras), y reconozco que es un medio para conocernos y crear lazos de amistad compartiendo las reflexiones y la oración. Deseo para todos, un “laborioso” Adviento de todo el año y una gozosa Navidad de cada día.

Doy gracias a Andrés que nos ayuda con sus Homilías, y nos da pistas para mejor vivir este Adviento y llegar así a la gozosa Navidad, que debiera ser cada día…
Que San Andrés sea tu mejor compañero hacia la meta que te propones.¡ Felicidades.

Chony dijo...

Esta homilía, así como la lectura del profeta Isaias, es francamente
descorazonadora; han pasado tantos siglos, y nos encontramos en la
misma situación. A mi como al profeta, esto me produce mucha tristeza, como imagino os pasará a muchos de vosotros. Pero por otra parte me parece un revulsivo, una llamada a no dejarme vencer por esta tremenda situación que vivimos, si no que es mas bién
un incentivo para salir de mis comodidades, y luchar porque ese amor de Dios hacia el hombre, pueda conocerse cada día mas, hacer entender a los hombres, que estamos siendo manipulados por aquellos que son capaces de desafiar al mismo Dios, y que lo único que buscan ellos, es
su propio dios, es decir, llenarse los bolsillos a costa de los pobres
incautos que creen sus mentiras.
Es necesario dar la cara, y mostrar ese rostro de Cristo, que no sólo no nos pide nada, sino que nos lo da todo, hasta su vida para salvar la nuestra.
Cuando escucho alguna de estas noticias a las que haces referencia, siento tristeza y rabia; algo así como lo que debió pasarle a Moisés, cuando bajó del monte, y encontró al pueblo adorando aquel ídolo de oro, lo mismo que pasa ahora, el gran dios del este mundo es el dinero, y por el, se cometen todo tipo de atrocidades. No obstante el profeta, volvió a subir para interceder ante Dios por
aquel pueblo, tan infiel y desleal; es por eso que apoyo tu consejo de ¡¡¡clamar a Dios!!! para que tenga piedad de este mundo.
Quizás los que consultamos este blog, formemos parte de ese resto de Israel, que tiene la misión de hacer resurgir la FE.
Aunque las cosas pintan muy mal, Dios nos llama a no perder la
esperanza, y recordar que Él nos dijo: estaré con vosotros todos los
dias, hasta el fin del mundo. Luego, no estamos solos en esta ardua tarea, si así fuera estaríamos abocados al fracaso, mas con Él somos multitud, y no podemos dejarnos intimidar.
Parece que la gente tiene mucha "sensibilidad"para ciertas cosas, más para lo importante tienen el corazón endurecido como una roca. ¡Qué torpes somos, para entender lo mas transcendental!
Por todos estos acontecimientos, parece que El Señor nos oculta su
rostro. ¿Acaso no seremos nosotros los encargados de mostralo de nuevo
al mundo?
Al fin y al cabo los que estamos aún en la Iglesia, somos unos
auténticos afortunados; pero nó podemos quedarnos gozando de esto, más bién hay que darlo a conocer. ¿Cómo? Creo que a cada uno el mismo
Señor nos lo indicará.
Me parece muy apropiado este tiempo de Adviento, para meditar sobre todo esto, para clamar al Señor, que venga de verdad a todos los corazones, y que sepamos preparle el lugar que Él se merece.
Abrazo a todos los hermanos. Andrés..........GRACIAS
BENDITO SEA DIOS.

Anónimo dijo...

Soy cristiana y procuro cumplir con mis compromisos como tal, pero siempre he pensado que los organismos públicos deben mantener una neutralidad confesional. ¿Por qué ha de haber un crucifijo en una escuela y no un Buda? ¿Por qué ha de haber una placa de una monja y no de un personaje de la religión musulmana? Trabajo en un organismo público, en mi despacho entran personas de todas las confesiones religiosas, yo no me avergüenzo de decir que soy cristiana y que me considero Iglesia, pero no creo que sea pertinente poner ningún símbolo en un despacho público. Yo trabajo allí, pero no es mío.

David rico dijo...

Esta claro que en la sociedad en la que vivimos esta mal visto ser cristiano, que los cristianos son personas raras, personas de otro tiempo, que están anclados en el pasado. Estamos viviendo una persecución por parte del gobierno, de los medios de comunicación, se esta intentado borrar todo rastro de Dios de la sociedad.
Y yo me pregunto?? Porque se intenta esto??. Yo veo una mano negra...muy negra detrás de todo esto...y se llama demonio..a través de todas estas personas está intentando apartarnos de Dios...pero no lo conseguirá..así que hermanos yo os animo a salir a la calle con la cabeza bien alta y estando muy orgullosos de ser cristianos...y si nos persiguen que nos persigan..pensad que es porque estamos haciendo bien las cosas.
La paz Hermanos y que Dios os bendiga a todos.

Anónimo dijo...

El Evangelio según S. Mateo, nos habla de la Señal de Jonás, en su respuesta a las preguntas de los fariseos y saduceos que pedían alguna señal de la existencia de Dios, a lo que les contestó; llegada la tarde decís; " Buen tiempo porque se arrebola el cielo", y por la mañana; Hay tormenta porque se arrebola y se anubla el cielo ", Sabéis juzgar el aspecto del cielo, ¿ y de las señales de los tiempos no podéis ?
(Mc, 8 11-13)
¿ Qué me dicen estos tiempos en los que vivo ?
Esta situación caótica y falta de valores, me dice que algo va mal en mi vida, como parte de la humanidad, y por lo tanto responsable en gran medida de los acontecimientos, debo pues de pararme y analizar qué aporto yo a este mundo turbulento. ¿ Estoy comprometido con la causa del que sufre, del enfermo, del abandonado, del equivocado ?
Creo que la Iglesia tiene ahora una ocasión maravillosa de" crecer". Es en las situaciones difíciles, cuando los seres humanos podemos poner en marcha nuestras mejores capacidades y carismas. Es momento de demostrar la Fe sin tapujos, de Orar, de ejercitar la coherencia de nuestra condición de Cristianos, de practicar la caridad a todos niveles que estén a nuestro alcance, de testimoniar con nuestras obras el Mensaje siempre actual de Jesús, el ser tolerantes y abiertos a estos tiempos, para discernir en qué escalón estamos parados, para dar un paso más en la subida de esa escalera llena de grietas y desvencijada de la vida, pero al fin y al cabo, el único medio del que disponemos para avanzar en nuestro caminar.
No puedo ni debo abandonarme al desánimo,la lucha del amor y la paz, tiene que reportar siempre la victoria del amor y la paz, por lo tanto, estos hechos tremendos que nos presenta D. Andrés, son oportunidades de crecimiento espiritual, al unir a nuestras oraciones a esos hermanos equivocados, para que la luz del Señor llegue a sus vidas.
Estamos en tiempos de siembra, la Iglesia puede salir fortalecida en su fe, como lo hizo ya en tiempos de las persecuciones, dónde florecieron las semillas de los mártires por la fe y de todos aquellos que hicieron un camino glorioso, siguiendo los pasos de Jesús.
La firmeza no está reñida con la tolerancia, testimoniar la fe, no es imponerla, pero sobre todo aprender a conjugar el verbo AMAR AL PROJIMO, sea cual sea su condición, será una de mis metas personales en estos tiempos revueltos, aunque me cueste mucho hacerlo.
Gracias D. Andrés por esta nueva Homilía, que nos pone al descubierto tremendos aspectos de estos " tiempos de cólera ", pero que nos da pistas para paliarlos desde la fe. Una catequesis preciosa sobre la vida.
Un abrazo a los hermanos del blog.

Pepitina dijo...

Entre los comentarios de esta semana, la abuela de Any, me ha hecho sonreir...Y es que este fin de semana pasado, estuve con mis nietos en Murcia, donde viven. Tienen dos años y 10 meses.Trás leer el comentario y recuerdo de Any hacia su querida abuela-que también pertenece a nuestro Blog, por las alusines que hace su nieta hacia ella-, pensé que ojalá mis nietos un día recordasen aquello que sobre la Fe intento inculcarles. Alvaro, con su media-lengua parlotea mucho; el sábado me vió leyendo en el salón y vino donde mi:"¿qué haces abuela?; estoy rezando. Pero luego sigo y ahora vamos a leer un cuento.."Esa tarde, estando yo con mi hijo hablando en el salón, y los niños jugando por allí, Alvaro se acercó a la mesita y cogió mi libro de oraciones. Se arrodilló ante la mesa del centro con el libro delante y muy muy serio comenzó a pasar las hojas muy despacio mientras iba diciendo: "Jesusito de mi via, eres niño omo yoo, por esoo....". Terminó y muy serio lo puso otra vez donde estaba y volvió a jugar con su hermana. Sonreimos.Mi hijo comentó: lo vas a conseguir mamá. Y es que el día de su bautizo, el sacerdote hizo una petición en alto:-por uno de estos niños que hoy se bautiza y cuya abuela de Asturias desea encarecidamente un nieto sacerdote-.Pero si Alvaro tuviese vocación para el matrimonio esta abuela no estaría tan equivocada, pues ese valor religioso que como "esponja" va absorbiendo, será base de una Familia cristiana. Leía el otro día referente al Matrimonio y sus dificultades: "El cursillo prematrimonial de las parejas debe comenzar desde el mismo nacimiento del chico y de la chica. Es necesario desde la niñez inculcar valores humanos y religiosos, sin los cuales todo matrimonio y la familia que traigan consigo fracasarán ó se desarrollarán con gran dificultad". Sería enriquecedor para todos Pater, esa charla tan buena y práctica, que con motivo del Sínodo tuve la oportunidad de escucharte en Gijón: Matrimonio y familia: valores humanos, familiares y religiosos. Algunos la tendremos mas no todos. Nos ayudará a confeccionar un Plan de Vida Cristiana.
Dice Isaías:“Nadie invocaba Tu nombre ni se esforzaba en aferrarse a Ti”. “Todos éramos impuros”. Me emociona recordar que un niño de dos años, mi nieto ha clamado al cielo en su inocencia y sin saberlo ha sido hijo:
"Señor, tú eres nuestro padre”.
Feliz semana de Adviento.