viernes, 27 de mayo de 2016

Homilías semanales EN AUDIO: semana VIII del Tiempo Ordinario














3 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Andrés: Yo estoy dispuesta a que me arrebate mi fe, a que me arrebate mi sentimiento de pertenencia a Dios, mi posibilidad de orar, de ir a Misa, de recibir los Sacramentos, de ser Pueblo de Dios, de ser compadecida de Dios, de ser raza elegida de Dios, sacerdocio real, nación consagrada, pueblo adquirido por Dios; a que me arrebate mi sitio reservado en el Reino de Dios, mi estar en Dios... a que me arrebate TODO lo que tengo. Es más, se lo doy gustosa, si me garantiza que TODO eso que me va a quitar a mí, se lo va a dar a mis hijos... porque yo, no puedo hacerlo.

Andrés Pérez Díaz dijo...

ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO. DIOS TE BENDIGA Y DÉ TODO ESO A ESTOS HIJOS

Anónimo dijo...

Querido Cura de Tapia,

Qué palabras tan cariñosas y sentidas en el funeral de Pepita. Qué bueno reconocer algún mérito de un ser querido en publico y en su última hora.
Gracias y que Dios te bendiga.