viernes, 24 de julio de 2015

Homilías semanales EN AUDIO: semana XVI del Tiempo Ordinario














11 comentarios:

Milagros dijo...

El martes no pude ir a Misa y al leer ahora la homilia y meditar sobre las esclavitudes que tenemos pense como ese companero suyo.Dios mio pleno al doce....gracias por hacer que nos conozcamos interiormente cada mas y pido a Dios que nos de fuerza y gracias para ir. podamdo tanta maleza.ahora comprendo que haya que entrat por la puerta angosta.

Feli dijo...

Milagros,me gusta,que digas que cada vez nos conocemos más interiormente,eso es muy bonito,además también nos ayudamos a mejorar,porqué somos débiles,pero Jesús nos saca del pozo.lo más hermoso de todo,es darnos cuenta,y tener conciencia de nuestras faltas.Yo ya le digo a D. Andrés,caramba cada vez tengo más .Un abrazo,y me alegro leerte en el Blog,y a los demás también,no os celeis.

Milagros dijo...

Gracias feli cada vez estoy mas convencida que la fe hay que vivirla en comunidad.Jesus que podia habernos redimido de cualquier manera .el solito.quiso rodearse de aquellos hombres burdos para llevar a cabo su obra y asi tambien nosotros que no somos mejores que aquellos.Sigue asi de animafa que Dios nunca abandona.un abrazo

Anónimo dijo...

Hace unos años, abrí la Biblia al azar, y me encontré con este pasaje del Cantar de los Cantares, que en aquel momento no conocía: "En mi lecho, por la noche, busqué al amor de mi alma; lo busqué y no lo encontré. Me levanté y recorrí la ciudad, las calles y las plazas, buscando al amor de mi alma; lo busqué y no lo encontré..."
Estas palabras me golpearon como un puñetazo, porque hacía poco tiempo que había muerto mi marido, y yo estaba realmente buscando con todas mis fuerzas, al amor de mi alma.
Al buscar a mi marido en la oración, el silencio, la Palabra, la meditación, la adoración... me encontré al gran Amor de mi alma, a Dios.

MARY dijo...

Querida anónima que escribes en el blog ,parece que yo te estaba dictando lo que amí me está pasando ¡como te entiendo!.Al leer tú escrito fueron muchas cosas las que sentí ,porque amí me está pasando igual ,pero hemos encontrado el amor tan grande de DIOS y es maravilloso porque creo ciegamente que JESÚS y él estan a mí lado y esto me hace tener mucha paz la cuál te deseo a tí de todo corazón .un fuerte abrazo y que el SEÑOR nos bendiga a todos.

Anónimo dijo...

Preciosisima homilia
Siempre me atrajo la imagen de esta mujer; es cierto que mucho se "equivoco" pero no lo es menos que, cuando se encontro con Jesus, supo reconocer al Amor verdadero, el amor de su alma, del que jamas se separaria, porque El la amo tal como era.
Yo me siento identificada con esta mujer, y bendigo a Dios por salirme al encuentro.

Loli dijo...

Querida Mary, gracias por contestar a mi mensaje, yo también leo y siento los tuyos.
Cuando murió mi marido, una amiga me pasó "Reflexión sobre la muerte" de S. Agustín. Me gustó mucho, y me sirvió de oración y de consuelo. El trozo que más me gustó fue: "...sigue riendo con lo que nos hacía reír juntos. Reza, sonríe, piensa en mí, reza conmigo. Enjuga tus lágrimas y no llores si me amas." ¡Eso he hecho!
No estoy triste, porque tengo Fe. Tengo presente siempre a mi marido con alegría, porque él no se merece que le recordemos con tristeza. Sigo apoyándome en su amor y en el de Dios. Y vivo en paz, en la paz del Señor, que me tranquiliza, y me llena. Te deseo a ti lo mismo, y te copio la oración de S. Agustín, por si no la conoces y te puede ayudar.
Un abrazo grande.


REFLEXIÓN SOBRE LA MUERTE
La muerte no es nada:
No he hecho más que pasar al otro lado.
Yo sigo siendo yo. Tú sigues siendo tú.
Lo que éramos el uno para el otro, seguimos siéndolo.

Dame el nombre que siempre me diste.
Háblame como siempre me hablaste.
No emplees un tono distinto.
No adoptes una expresión solemne ni triste.

Sigue riendo de lo que nos hacía reír juntos.
Reza, sonríe, piensa en mí...reza conmigo.

Que mi nombre se pronuncie en casa como siempre fue.
Sin énfasis alguno, sin huella alguna de sombra.
¿Por qué habría yo de estar fuera de tus pensamientos?
¿Sólo porque estoy fuera de tu vista?
No estoy lejos, tan solo a la vuelta del camino.

Lo ves, todo está bien..
Volverás a encontrar mi corazón.
Volverás a encontrar su ternura purificada.
Enjuga tus lágrimas y no llores si me amas.
S. Agustín.

Pepitina dijo...

Preciosos comentarios los de estas mujeres que han perdido al compañero de sus vidas, al marido y siguen amando, buscando....y han encontrado ¡al Amor de Su alma! Nos alegra vuestro compartir sencillo de vivencias tan grandes. Gracias.
Me alegra escucharte Loli. Hace días me preguntaba por tí.
Buen descanso para todos.

MARY dijo...

Grcias Loli por esta oración qu me mandaste que DIOS te lo pague, la voy atener siempre presente ¡que cosas tan bellas nos dice !gracias de nuevo .si quieres tener mi telefono para poder hablar alguna vez ,pideselo a DON ANDRÉS que se yo que te lo dará con mucho gusto.Un abrazo.

Feli dijo...

Que oración tan hermosa y que llega a el alma. Ahora mismo me están cayendo unas lágrimas,pero por veros tan llenas de fe y de amor.Un abrazo para estás dos amigas, aunque conozco a Mary ,y a Loli creo que no,nuestros corazones están muy cercanos,por la Gracia de Dios.

Anónimo dijo...

Que bonita oración ls de s Agustín. Gracias a la que la mando. ..ajala Dios nos ayude a ver Si la muerte. A mi me apaleo mucho.mucho. y me confieso pérdida en un océano