domingo, 28 de diciembre de 2014

Navidad



25-12-2014                                        NAVIDAD (B)
Is. 52, 7-10; Slm. 97; Hb. 1, 1-6; Jn. 1, 1-18
Queridos hermanos:

Repetí la homilía de 2011 en las parroquias de Tapia y, por eso, no la publiqué en el blog. Sin embargo, sí que envié la homilía de audio por correo y se me ha pedido que la 'cuelgue' en el blog.
Pues ahí va:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Santa Navidad!

Cuando hay hambre no se desprecia repetir el plato del día anterior.

Gracias como siempre.
Que Dios te siga bendiciendo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Me quedo sin palabras pero llena de la ternura, sencillez, humildad y amor que transmite la homilía a través de unos niños y la Sagrada Familia.
"El mejor catequista de un niño es otro niño"
Gracias Andrés, por compartir tus vivencias con nosotros. Enriquecen y alegran el corazón.
Uno se derrite al ver tanta ternura, sencillez, limpieza, pureza que tienen los niños. Es un regalo para la vista, corazón, alma el presenciarlos. Enriquecen a uno y nos dan ejemplo.
Un abrazo para todos.

Pepitina dijo...

Entre los 28 comentarios del 2011 a la homilía de Navidad encontré éste que comparto con vosotros con todo mi cariño, deseándoos ¡¡ FELIZ AÑO!!

Que los caminos se abran a tu encuentro,
que el sol brille sobre tu rostro,
que la lluvia caiga suave sobre tus campos,
que el viento sople siempre a tu espalda.
Que guardes en tu corazón con gratitud
el recuerdo precioso
de las cosas buenas de la vida.
Que todo don de Dios crezca en ti
y te ayude a llevar la alegría
a los corazones de cuantos amas.
Que tus ojos reflejen un brillo de amistad,
gracioso y generoso como el sol,
que sale entre las nubes
y calienta el mar tranquilo.
Que la fuerza de Dios te mantenga firme,
que los ojos de Dios te miren,
que los oídos de Dios te oigan,
que la Palabra de Dios te hable,
que la mano de Dios te proteja,
y que, hasta que volvamos a encontrarnos,
otro te tenga, y nos tenga a todos,
en la palma de su mano.
23 de diciembre de 2011, 22:39