jueves, 4 de junio de 2015

Domingo del Corpus Christi (B)



7-6-2015                                             CORPUS CHRISTI (B)

Homilía en vídeoHAY QUE PINCHAR EN EL ENLACE ANTERIOR PARA VER EL VIDEO.
Homilía de audio en MP3
Queridos hermanos:
En el evangelio de hoy hemos leído que Jesús dijo: “Tomad, esto es mi cuerpo […] Ésta es mi sangre”. ¿Nos creemos realmente que Jesús está en el pan y el vino después de las palabras de consagración dichas por el sacerdote? Éste es el quid de esta fiesta que hoy celebramos. Éste es uno de los núcleos fundamentales de nuestra fe. Mucha gente ha dudado siempre de la presencia real de Cristo en la Eucaristía: en el pan y en el vino de la Misa. Por eso, ya desde hace siglos la Iglesia, los fieles han promovido manifestaciones de fe en esta verdad. En algunos lugares esta fiesta es algo folclórico para mucha gente, como en Toledo, a donde va gente de simple turismo para VER la procesión. O incluso aquí, en Castropol, en donde a algunos les importa más las alfombras de flores o de serrín que el mismo Jesús y su presencia en el pan y en el vino consagrados.
- El 20 de mayo recibí un correo electrónico de una persona en Oviedo que ha descubierto el tesoro que hay dentro del sagrario, de cada sagrario, y se pasa muchos ratos de parloteo con Jesús. Es más, la madrugada del viernes (de todos los viernes) se va a una capilla en donde está el Santísimo expuesto las 24 horas del día y se pasa allí un rato. Me escribía ese día lo siguiente: “Hoy leí que un ateo le dijo una vez a un amigo creyente: ‘Si yo pudiera creer que en aquella hostia está verdaderamente el Hijo de Dios, como decís vosotros, creo que caería de rodillas y no me levantaría nunca más’.  El problema que tenemos los cristianos, es que en realidad no nos lo creemos. Nos lo han dicho muchas veces, pero nunca nos hemos parado a pensarlo.
Creo que yo soy consciente plenamente de que Dios está realmente en la Hostia, desde que hago adoración, y lo siento aún con más fuerza, desde que la hago de madrugada. Es algo muy íntimo estar allí a solas con el Señor. Me emociona, me desborda, y sí que caigo de rodillas. A veces, me cuesta marcharme.
Cuando llego el viernes (por la mañana) a trabajar, y las compañeras me comentan lo que hicieron el jueves, a dónde fueron, yo pienso: pues yo estuve con Dios... ¿A ver quién lo supera?”.
No tiene sentido pasar muchos ratos, como hace esta persona, delante del sagrario, si en él no está verdaderamente Jesús. Pero sí que tiene mucho sentido pasar muchos ratos delante del sagrario, si Él está ahí.
No tiene sentido estar todas las madrugadas de los viernes una hora delante del sagrario (primeramente uno tuvo que poner el despertador para las 3,30 horas, acostarse, levantarse a las 3,30 horas al sonar el despertador, vestirse, salir de casa, caminar por Oviedo, llegar hasta la capilla, entrar, estar allí una hora, luego salir de la capilla, caminar por Oviedo, llegar a casa, desvestirse, echarse en la cama, poner el despertador para levantarse a las 7 ó 7,30 horas y levantarse a esa hora e irse a trabajar); digo que no tiene sentido hacer todo esto si en ese sagrario no está verdaderamente Jesús. Pero sí que tiene todo el sentido del mundo hacer todo eso, si Él está ahí. ¿Por qué hacer esto? Pues la razón nos la da el ateo que decía: “Si yo pudiera creer que en aquella hostia está verdaderamente el Hijo de Dios, como decís vosotros, creo que caería de rodillas y no me levantaría nunca más.
Para mucha gente bautizada no tiene sentido lo que hace esta persona todos los viernes en la madrugada. Si lo contara a sus compañeros de trabajo o a sus amigos o a sus familiares (hermanos, primos, tíos, sobrinos…), le dirían que estaba loca. Sin embargo, si alguien pasa las noches y las madrugadas de los fines de semana de juerga (toda la noche) y viene para casa a las 7-9 de la mañana, esto se ve como normal. Se ve normal estar de juerga toda la noche. No se ve normal estar una hora a las 4 de la madrugada un viernes ante el sagrario.
¿Está Jesús realmente en el sagrario? ¿Está Dios mismo en el sagrario? ¿Comemos realmente a Jesús al comulgar? ¿En la procesión del Corpus, real y verdaderamente sacamos por entre nuestras calles al Hijo de Dios? ¿CREEMOS TOTALMENTE ESTO O NO LO CREEMOS? Si lo creemos, lo que hace esa persona de Oviedo no es una locura. Ella sí que se lo cree y es más feliz ella la madrugada de los viernes que los otros las madrugadas de los sábados y de los domingos. ¡Seguro!
            - En la Cuaresma de este año hice ejercicios espirituales en Pedreña (Cantabria). Durante los ejercicios espirituales se pasa mucho tiempo en oración y a mí me gusta estar delante del sagrario. Subía al segundo piso de la casa en donde estaba y allí había una capilla en la que había un sagrario, al cual yo miraba y hablaba, porque dentro estaba mi Señor Jesucristo. Al mirar me fije en el relieve de la puerta y vi esto:
             Se trata de una representación de la última Cena de Jesús con los apóstoles. Jesús estaba en medio de sus discípulos. Era una mesa alargada cubierta con un mantel y en la que había unos panes, unos peces y Jesús sostenía en su mano derecha una copa. En la parte superior y sobre cada uno de ellos estaba escrito el nombre en latín: ‘Andreas, Philippus, Bartholomaeus, Mathaeus, Iacobus Alphaei, Petrus, Iesus Christus, Ioannes, Iacobus Zebeddaei, Thomas, Iudas Thadaeus, Simon Chananaeus’. Mas al fijarme mejor, me di cuenta que a la derecha de Jesús había seis apóstoles, y a su izquierda había sólo cinco. Es decir, a la hora de diseñar este sagrario no habían puesto a Judas Iscariote. También me fijé que en esa zona izquierda de Jesús y delante de la mesa había una banqueta vacía. Concluí que ésa era el sitio que había ocupado Judas Iscariote. En esta imagen, cuando Jesús está celebrando la Eucaristía, la Misa, cuando está repartiendo su Cuerpo y su Sangre, Judas Iscariote ya no está. Entonces pensé que en esta banqueta vacía estamos representados todos y cada uno de nosotros, cuando dejamos a Jesús completamente solo.

            En la festividad de hoy (Corpus Christi) se nos invita a renovar nuestra fe en la presencia real de Jesús en la Misa y en el sagrario y amarlo, adorarlo, hablar con Él y a comulgarlo.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha emocionado tu homilia. Pido al Señor que aumente en mi la fe, pues yo si siento y veo que El esta en el pan y vino consagrados, pero necesito su gracia para sentir siempre esta emoción, su calor y Amor. Estar delante del sagrario es inconmensurable, pensando que el Señor esta delante de mi; son momentos de inmensa Felicidad, no hay mejor compañía, desaparecen los temores, se solucionan los problemas, pues estoy con Dios, que me ama, y ha dado su vida por mi.

Ana dijo...

Muchas veces cuando me acerco al Sagrario ..me quedo allí por horas ...me siento acompañada por Jesus ..siento su abrazo ante mi llanto y su sonrisa ante mi dicha .. Muchos incluidos mi hijos piensan que estoy perdiendo el tiempo ... No pueden comprender que cada vez que estoy frente a El mi alma se nutre ... Sus brazos me cobijan ... Y mis lagrimas pasan a ser sonrisas ...
Buenos días para todos .... Que El Señor los acompañe !

Anónimo dijo...

Andrés: YO CREO.-Al comulgar HE SENTIDO MUCHAS VECES QUE ESTOY COMIENDO. Visito al Santísimo expuesto, todos los días; siento que " mis problemas psicológicos ( psicastenia) me impidan pasar mucho tiempo con Jesús, pero LE DIGO que le AMO y que me ayude a amarle MAS, cada día.- Siento que me escucha.-Todos los días hago COMIUNIÓN ESPIRITUAL varias veces.- Añoro que cuando tenía 10 años, en Lugo era de los TARSICIOS en la Catedral.-Siento "muchas cosas", pero recuerdo que San Juan de la Cruz advierte que hay que cuidarse de "ESAS COSAS".-El domingo, estaba enfermo y no pude ir a Misa pero en el momento de darse la PAZ en la Eucaristía que seguí, me pareció que Ángela me daba la mano........

Gracias.- JR.-

Anónimo dijo...

Si ! Que bien me siento despues de comulgar!
Me quedo acurrucada de rodillas y creo que le estoy abrazandom muy fuerte
En ese momento le cuento tantas cosas........
Don Andes pida por mi
Lo necesito
Anonimo

Anónimo dijo...

Anonimo
Una vez mas ! Gracias Don Andres!
Si yo creo que mi Jesusito esta en el pan y vino
Despues de comulgar me quedo de rodillas y arrugadita contandole todas mis penas
El me escucha y yo lo se
Que Dios le bendiga

Feli dijo...

Yo no tengo la costumbre de acercarme al sagrario a rezar,será porque no me enseñaron de pequeña. Cuando voy a una iglesia me siento en un banco y rezo,creo que Dios me escucha desde todos los sitios.Cuando fui a ejercicios espirituales a Latores,me fijaba en la gente como estaba metida mentalmente en Jesús.Una mañana llego a la capilla,y creezme ,vi a D. Andrés,con su cara disfigurada con los ojos cerrados,viviendo un momento de unión con Dios,que yo en vez de rezar me quedé abobada mirándolo,y pidiéndole al señor un resquicio de ese encuentro con el Señor.Yo debo ser una cristiana rara a los ojos de todos los del blog,pero mirad,me siento tan feliz con Él,que sé que me quiere mucho,me hace sonreir,y querer a los demás,dándoles una parte de mi sonrisa y cariño.Sé que tomo, su cuerpo y sangre,por eso para mí,es tan importante estar en paz conmigo ,para ir a recibirlo.Mi sonrisa y cariño para tod@s

MARY dijo...

Desde niña me enseñaron que en la SAGRADA HOSTIA recibiamos el cuerpo de CRISTO yasi lo sigo creyundo se que viene ami y hablo con ÉL en mi interior le pido mucho ,pero ayer al ver la preciosa homilia me puse reflexionar y pense si viniera JESÚS de otra forma en persona seria muy muy diferente por tanto al volver a comulgar tengo que alegrarme muchisimo mas y pedirle mas fe .Referente ala persona de Oviedo que va adorar al SANTISIMO alos viernes por la noche hay que quitarse el sombrero ante ella pues creo que su fe es inmensa tiene mucha suerte .Voy a pedirle a JESÚS en el dia de CORPUS que nos aumente la fe pues no hay felicidad mas grade que crer de verdad en el SEÑOR .felicidad en el SEÑOR para todos .

araceli rodriguez dijo...

Qué personas más comprometidas !!!!anda q levantarse a las tres d la mañana para ver a Jesús..! tiene q estar el resto del día feliz!!! Leyendo esto yo soy cristiana d pacotillaaaa pero m ayudàis a reflexionarrr

Anónimo dijo...

No hace mucho tiempo que empecé a hacer Adoración Eucarística. Fue después de encontrar en el blog unas homilías de D. Andrés sobre el tema. Las leí, las escuché, y me apeteció probar. Empecé poco a poco, al principio cinco minutos, diez... En realidad es muy fácil, no hay que hacer nada, sólo ponerse delante del Santísimo, y estar allí con Él.
Ahora hago adoración los viernes de madrugada. No es nada extraordinario, somos muchos los que la hacemos. El Santísimo está expuesto en la Capilla de las Esclavas las 24 horas del día, todos los días del año, lo que implica mucha gente comprometida, que quiere pasar un rato con el Señor, y a la vez, colaborar para que la capilla siempre esté abierta para todos.
Adorar de madrugada, no es un esfuerzo, es un regalo, un privilegio. En la noche, en la soledad y en el silencio, se siente más cerca a Dios, se le escucha mejor, te envuelve... ¡Es una gozada!
Tampoco se trata de tener más o menos fe, sino de saber en qué consiste nuestra fe: tener la certeza de que DIOS ESTÁ AHÍ.
Espero que D. Andrés nos vuelva a predicar pronto sobre la Adoración Eucarística, para que todos podamos disfrutar más de Dios.
Un abrazo.

Chony dijo...

Que tendrá esta Forma?
La verdad es que a simple vista, la miremos como la miremos vemos un trozo de pan; pero hoy el Evangelio nos dice que: Jesús en la última Cena, tomo pan, pronunció la bendición y dijo: Tomad y comed esto es mi Cuerpo, y lo mismo con el vino, esta es mi Sangre. Todos creo yo que, hemos podido comprobar que Jesús nunca mintió, y todo lo que dijo se cumple; pues bien, El afirma que, Esto ES mi Cuerpo, por tanto aunque no lo parezca, en ese trocito de pan está Jesús, en cuerpo alma y divinidad, todo entero; esto es algo muy grande, en donde yo veo una vez mas el gran amor de Jesús a todos nosotros, no nos deja solos: Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo. Y ahí está, fiel, y aguardando que le presentemos todas nuestras penas y alegrías; y acompañándonos en nuestro caminar.
Que tendrá? Ahí está Dios, y yo cuando voy a su "casa" a estar con El, a visitarle, a buscar consuelo y perdón, a darle gracias por tantas cosas, entro en otro mundo totalmente diferente a este en que nos movemos; me sereno, me tranquilizo, me siento acogida, y la paz va tomando posesión de mi alma; le cuento al Señor todos mis problemas, mis debilidades, mis deseos; todo lo pongo a sus pies; otras veces estoy en silencio; de El recibo cariño, ternura, comprensión, ánimo y alegría; me siento agusto, no tengo prisa para marchar, porque la compañía hace que me sienta muy tranquila y feliz; El me pasa a su mundo, me enseña a mirar con sus ojos, y que todo sea distinto, que pueda entender los fallos de mis hermanos etc. etc. es tanto lo que pasa allí en su compañía, que no acabaría de explicarlo.
Hoy solo quiero dar gracias a Dios por tanto amor y tanta paciencia.
Gracias a D. Andrés por llevarnos por ese camino, y ayudarnos a descubrir esa "mina" inagotable de amor, pero de un amor muy distinto, un amor que te arrastra, te llena, y te cambia el corazón.
Muchas gracias hermanos por vuestros testimonios, que el Señor os bendiga.
BENDITO SEA DIOS

Pepitina dijo...

¡Qué testimonios tan preciosos habéis compartido con nosotros!!Gracias a todos.No hay duda de que Jesús Eucaristía está AHÍ. El ha movido corazones y también puesto en marcha ordenadores para comunicarnos, compartir experiencias y dudas y buenos propósitos... Se vale de muchos caminos y formas para llamarnos y acercarnos a Él y entre nosotros.
La imagen de esa Banqueta vacía me ha acompañado este fin de semana, unas veces con dolor por mis ausencias, otras llevándome a la alabanza y acción de gracias porque el Señor la "reservaba" para mí y me hacía consciente de ello. Esto me daba una gran alegría.Cuando en la Vigilia del Corpus ante el Stmo. Sacramento expuesto cambié la banqueta de sitio y la coloqué entre Jesús y Juan, haciéndome sitio, sentí Su mirada tierna y sonriente.¡Qué cosas tiene la Fe! y a través de ¡¡una banqueta!!
Así viví en Adoración esta fiesta del Corpus en Covadonga..desde una banqueta, cerca muy cerquita de Jesús Eucaristía y bajo la mirada atenta de la Santina.
Un abrazo amigos.